Sin categoría

Jornadas de esterilización en contra del maltrato animal

Todo acto anestésico genera una agresión sobre el equilibrio fisiológico de un paciente y por lo tanto  lleva implícito una disminución, bien  sea pasajera o permanente, de las capacidades vitales del individuo que  pueden conducir incluso, a la muerte; estas alteraciones se denominan estrés quirúrgico.

Por lo anterior hay que tener en cuenta que durante una cirugía se sumaran tres agresiones sobre el paciente: la anestesia, la cirugía y las enfermedades que soporta el paciente previamente (asociadas, o no, al procedimiento). Si la suma de los factores negativos supera la capacidad del paciente para compensarlos, la  supervivencia del mismo se verá comprometida.

Una  vez aclarado lo anterior, es  lógico entender que en cada  caso deberán evaluarse los  pros y contras  del procedimiento y así evitar perjuicios  al paciente.

Igualmente una  correcta  evaluación preanestésica permitirá corregir factores adversos como dolor, deshidratación, infecciones, entre otras patologías, para así aumentar las  posibilidades de  supervivencia.

Las razones por las cuales se deben realizar exámenes  previos a un paciente que va a ser sometido a una cirugía radican en establecer el estado de salud general  mediante  la  toma de las constantes fisiológicas como la temperatura corporal, frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, evaluación de las mucosas, para así evitar complicaciones.

Mediante el cuadro hemático, llamado también hemograma, el médico veterinario puede descubrir alteraciones como anemia, procesos infecciosos o inflamatorios, respuesta del sistema inmunológico o anormalidades del recuento de plaquetas entre otros, en caso de establecer alguna alteración esto debe ser tenido en cuenta para el procedimiento y corregirse de ser posible y en todo caso tomar las medidas preventivas necesarias

Estas pruebas son necesarias para elegir el tipo de anestesia a utilizar; es de suma importancia que usted conozca q existen muchos tipos de anestesia y  que no todas son adecuadas para todos los pacientes, la elección del mejor tipo de anestesia la hara el medico basado en todo lo anterior  ya que los  anestesicos  asi  como cualquier  otro medicamento  debe    ser  metabolizado  por  el hígado y eliminado por  los  riñones  y  si  alguno de  estos órganos  no  se  encuentra funcionando  bien , habrá  problemas  en  la  cirugía  pues  la  mascota  puede  morir  en  el procedimiento.

 

Un riesgo masivo

Y es aquí donde las jornadas de esterilización masiva se  convierten en un riesgo inminente de muerte para nuestras mascotas que son sometidas a procedimientos sin realizar  ningún tipo de evaluación previa y sin que los propietarios  reciban las recomendaciones necesarias para la preparación.

Los peludos son llevados directamente a la mesa en donde  son operados sin que se conozca ningún antecedente.

Además con un bajo presupuesto es imposible utilizar  materiales adecuados, trabajar en un quirófano dotado con monitor (que evaluará los signos vitales en todo momento), equipos para brindar soporte respiratorio, mesa de cirugía adecuada, materiales e instrumentos estériles para cada paciente y lo más importante tres o cuatro médicos  altamente calificados y capaces de atender  cualquier situación y lograr que el procedimiento sea exitoso.

Y ni que decir de los procedimientos realizados por personas empíricas que no han cursado ningún estudio y que carecen  de conocimientos en farmacología, anatomía, fisiología, cirugía, etcétera,  y de forma irresponsable e inescrupulosa ponen en peligro la vida de nuestras  amadas mascotas.

Para un médico veterinario dedicado a la clínica de pequeños  animales (perros  y  gatos), un acto quirúrgico siempre es asumido con total responsabilidad entendiendo que tiene en  sus manos una vida, la responsabilidad de obrar con toda la ética del caso.

Un médico que asuma su profesión con el respeto que merece y que ame a sus pacientes animales, nunca realizará cirugías  a domicilio. O, ¿usted permitiría ser operado encima de una mesa de planchar, en el comedor de su casa o encima del  lavadero?

Por último hay que aclarar que el éxito de una cirugía no se trata únicamente de que el paciente salga vivo del quirófano,  sino que continue vivo después de su recuperación, de un  buen manejo del dolor en el post operatorio, realizar  un  seguimiento en lo referente a una buena cicatrización de  la  herida quirúrgica y en general q se cumplan las expectativas del propietario.

 

Por Luz Helena Jaramillo Jaramillo

Hospital veterinario Animales Con Colas

Acerca del autor

Post relacionados

Deja una respuesta

Deja una respuesta

Tu email no sera publicada.